4 meses de proceso

Buenas tardes,
Mi nombre es Laura y quería compartir mi testimonio con todos los que leéis este blog.
He padecido migrañas desde aproximadamente los 18 años, mi madre fue migrañosa en su día…(Cosa que como verás cuando leas el libro sólo significa que yo he podido copiar ese patrón de conducta)
En este tiempo he buscado mil y una opciones para eliminarlas, a parte de pastillas preventivas, y pastillas para el dolor…he probado acupuntura, homeopatía, análisis de intolerancias, análisis de la enzima DAO, me han hecho terapia neural, he ido a psicólogos, a relajación…
He estado sufriéndolas mucho, muchísimo…
Me he perdido todo tipo de eventos: cumpleaños, días especiales, fechas súper señaladas, por las malditas migrañas…
Las he sufrido con aura, donde la pérdida de visión me hizo caer en padecer también ansiedad, ya que me asustaba tanto que pensaba que algo malo, muy malo tenía en la cabeza…
He llorado mucho, me he sentido discapacitada muchas veces, he vivido condicionada por el dolor, amargada, dependiente de mil y una pastillas, las cuales dejaban de hacer efecto y volvía a sentir esa inseguridad terrorífica acompañada de la pregunta de: ¿y ahora que más me tomo?, he preparado un viaje con ilusión con ese temor de si me va a doler, o si no, he llegado a tener que dar clase con hielo en la cabeza porque o tiraba para delante o ni siquiera mi profesión iba a poder desempeñarla… Me he sentido también un estorbo en mi relación, mi marido que es un santo, siempre tenía que cuidar de mi, y aunque jamás se quejaba, al contrario, yo sentía que la situación era muy injusta también para él.
En una larga etapa llegó a pincharme nolotiles sin dedicarse a la sanidad por desesperación… Era lo único que, a veces, me lo quitaba…
Pero sin duda…mi preocupación más seria fue… ¿Podré atender a mi hijo cuando nazca? Si como cualquier bebé llora sin parar y yo estoy sola con migrañas, qué voy a hacer? En fin, podría seguir entrando en detalle pero no quiero aburrir a nadie… Todo esto lo cuento para que podáis sentir@s identificad@s y para que veáis que mi situación era límite…
Un día maravilloso, mi cuñado fisioterapeuta me dió un nombre, un nombre que ni yo ni mi familia olvidaremos nunca: Arturo Goicoechea.
Me puse a indagar y ví su nuevo libro. Lo agregué a Instagram y escribí sin mucha esperanza de que nadie contestara… Y todo lo contrario… Me contestó su hija, majísima, me habló de los cursos online y del libro.
Me llamó la atención el precio, súper asequible en comparación de todo lo que me he ido gastando en pruebas durante todo este tiempo…
Pedí el libro por amazon, empecé a leerlo y noté una conexión con todo lo que en él se exponía…
Todo tenía toda la lógica del mundo!!!! ¿Pero como podía ser que nadie nos hubiera dado esta explicación antes??…
No me lo podía creer, pero era tan lógico que ni siquiera tuve que hacer ningún esfuerzo por retener la información…
Sin llegar a plantearme que con un libro pudiera cambiar el chip, de repente este libro cambió toda mi vida…
Hace 4 meses que mi vida ni por asomo es la que era, yo he desaprendido la migraña, mi entorno y mi familia no pueden estar más contentos por mi…
Y yo a Don Arturo Goicoechea le debo una vida, por escribir este maravilloso libro que conservaré como oro en paño para siempre…
Ojalá fueras de Valencia y pudiera en persona agradecerte que me hayas dado la oportunidad de vivir, de criar a mi hijo y de ser mucho más feliz que antes.
Gracias de corazón a ti y a tu familia. 

«Desaprender la migraña» es el libro que me ha sacado de la vida que no quería tener. 

Gracias.